Teatro Baralt

Switch to desktop

class="gkFeaturedItemTitle" Sala Alta

Sala Alta


 

sala alta 500


Posee un estilo arquitectónico neoclásico estructurado por el ingeniero belga León Jérome Hoet, que incluye una platea inclinada, dos niveles de balcones y un tercer nivel donde está situada la cabina técnica.

La platea inclinada tiene un aforo de 683 butacas en su totalidad, repartidas de la siguiente manera: 576 butacas dispuestas en la Platea, 62 butacas ubicadas en el Primer Palco y 45 butacas situadas en el Segundo Palco.

En esta área destaca la decoración interior a cargo del pintor Antonio Angulo, quien le dio vida al cielo raso o plafond de 540 metros cuadrados en un colorido estilo Art Decó.

 


Galería de fotos de la Sala Alta
Recursos técnicos

 

class="gkFeaturedItemTitle" Recursos Técnicos

Recursos Técnicos del Teatro Baralt

Desde su inauguración, el 24 de julio de 1883, el Teatro Baralt es un espacio que fue concebido para la confrontación y el desarrollo de la dramaturgia zuliana como una de las tradiciones culturales más antiguas y de mayor arraigo en el pueblo marabino, sin ser exclusivista, ya que su capacidad espacial, su estructura arquitectónica y su nueva tecnología, posibilitan la presencia de diversas manifestaciones artísticas. Con una capacidad de 683 butacas, entre sus bondades más resaltantes destaca su equipo técnico, siendo el único teatro en la ciudad, hasta ahora, con el personal humano más personal mejor calificado por área (Dirección Técnica, Producción, Iluminación, Sonido y Tramoya), laborando en un escenario ideal para todas las manifestaciones del arte: Teatro, Danza, Música y Cine.


Sistema de Tramoya

El escenario Consta de:

01 Barras de tiro Manual
21 Barras de tiro Contrapesado de doble efecto
00 Barras de tiro Motorizado

Distribución:

Barra 1 ----------- Telón de Boca (6 ½ x de alto por 12)
Barra 2 ----------- Bambalinón. (4,40 de alto x 12)
Barra 3 ----------- Telón Americano Principal (6 de alto x 12)
Barra 4 ----------- Barra de Iluminación 1.
Barra 5 ----------- Bambalina 2 (4,40 de alto x 12)
Barra 6 ----------- Pata o Bastidor 1 (6de alto x 2,40)
Barra 7 ----------- Pantalla de Retroproyección de (4 x 4)
Barra 8 ----------- Barra de Iluminación 2.
Barra 9 ----------- Bambalina 3 (4,40 de alto x 12)
Barra 10 ---------- Pata o Bastidor 2 (6de alto x 2,40)
Barra 11 ---------- Barra de Iluminación 3.
Barra 12 ---------- Bambalina 4 (4,40 de alto x 12)
Barra 13 ---------- Barra libre.
Barra 14 ---------- Telón Americano Central.
Barra 15 ---------- Barra de Iluminación 4.
Barra 16 ---------- Bambalina y Pata o Bastidor 4.
Barra 17 ---------- Barra de Iluminación 5.
Barra 18 ---------- Bambalina 5 (4,40 de alto x 12)
Barra 19 ---------- Barra Libre (Ciclorama de 5 Mts. x 12 Mts)
Barra 20 ---------- Telón Americano de fondo.
Barra 21 ---------- Pantalla de Cine de (7 de alto x 4)

Nota: Todos los Telones son de color Negro.

 

Sistema de Iluminación

- Consola ETC 144 Canales, 24 Sub, 600 Cue.
- Dimers ETC, 96 Dimers de 2.5 Kw c/u.
- 94 Circuitos disponibles.
- 5 Barras de Iluminación.
- 2 Seguidores. (Funciona 1)
- 1 Máquina de Humo.
- Fresnel de 6" ________ 28.
- Fresnel de 8" ________ 06.
- Par 64 _____________ 16.
- Elipsoidales de 10º ___ 00
- Elipsoidales de 12º ___ 00
- Elipsoidales de 20º ___ 16
- Elipsoidales de 30º ___ 08
- Elipsoidales de 40º ___ 06
Total disponibles 30 elipsoidales.
- Ciclo Quartz ______04 de 3 circuitos cada uno.
- Distribución de circuitos:
Barra 1 ___ 01 al 20.
Barra 2 ___ 21 al 40.
Barra 3 ___ 41 al 58.
Barra 4 ___ 59 al 65, (7 circuitos en paralelo).
Barra 5 ___ 66 al 74, (9 circuitos en paralelo).
- Calles 77 al 88 en paralelos y 89 al 92 individuales.
- Frontales 75 y 76 en paralelos.
- Laterales 93 al 96 individuales dos de cada lado.
- 06 Luces móviles (Design Spot 250).
- 01 Controlador de luces (Showdesigner 1).

 

Plano de Iluminación

 

plano de iluminacion

 

Sistema de Sonido

- 02 Consolas digitales Yamaha M7CL 48 Canales, 16 mezclas.
- 01 Consola de audio Yamaha 20x4x1
- 01 Ecualizador Behringer DPS-8000
- 02 Monitor control Celeston KR8. / 75W (cabina)
- 06 Monitor de piso NEXO. PS10
- 03 NEXO TD Controler
- 04 Bajos NEXO. LS1200
- 06 Monitores NEXO. PS15
- Sistema de P.A. Line Array Nexo GEO S8, 9 cabezales por lado
- 2 sub. Wofer por lado Nexo serie alfa S2
- 02 Snake Whirwind 48 envíos, 8 retornos
- 07 Satélites (2 de 4, 2 de 6, 1 de 8 y 2 de10 canales)
- 10 Direc Box
- Cable de Pach
- Cables para Micrófonos
- Cables de línea
- 03 Micrófonos Shure SM-58
- 02 Micrófonos Shure SM-57
- 06 Micrófonos Shure SM-87A
- 07 Micrófonos Shure Beta 58A
- 21 Micrófonos Shure Beta 57A
- 03 Micrófonos Shure SM 81
- 01 Micrófono Shure BETA 52
- 04 Micrófonos Shure BG 1.1
- 02 Micrófonos AKG C 1000S
- 01 Micrófono AKG D 112
- 04 Micrófonos AKG C 518M
- 02 Micrófonos AKG C 411
- 48 Parales para Micrófono tipo jirafa
- 01 Parales para Micrófono tipo mesa
- 06 Trípodes para Monitor
- 01 CD Player Denon DN 6000
- 01 CD Player Nurmac
- 01 Mini Disk Recorder Sony MD-E12.

 

Plano del Escenario

plano del escenario

 

Distribución de Barras

distribucion de barras

 

Distancia entre Barras

- Boca a Barra 1: 6 cm
- Barra 1 a Barra 2: 18 cm
- Barra 2 a Barra 3: 19 cm
- Barra 3 a Barra 4: 40 cm
- Barra 4 a Barra 5: 58 cm
- Barra 5 a Barra 6: 23 cm
- Barra 6 a Barra 7: 21 cm
- Barra 7 a Barra 8: 44 cm
- Barra 8 a Barra 9: 1.06 cm
- Barra 9 a Barra 10: 26 cm
- Barra 10 a Barra 11: 58 cm
- Barra 11 a Barra 12: 47 cm
- Barra 12 a Barra 13: 26 cm
- Barra 13 a Barra 14: 26 cm
- Barra 14 a Barra 15: 51 cm
- Barra 15 a Barra 16: 1.31 cm
- Barra 16 a Barra 17: 92 cm
- Barra 17 a Barra 18: 59 cm
- Barra 18 a Barra 19: 29 cm
- Barra 19 a Barra 20: 20 cm
- Barra 20 a Barra 21: 21 cm
- Barra 21 a fondo: 89 cm

 

Embocadura

embocadura

 

Numeración de Butacas

numeracion de butacas


 

 pdf-icon



Descargue aquí las condiciones técnicas del Teatro Baralt
 Download here technical conditions about Teatro Baralt

 

class="gkFeaturedItemTitle" Diseño y Arquitectura

Características del Diseño y la Arquitectura del Teatro Baralt


El Teatro Baralt, inaugurado el 24 de julio de 1883 ha pasado por muchos cambios y transformaciones tanto externas como internas; la más significativa en su estructura, luego de ser demolido en 1928, en 1932 se erige en la misma Calle 95 con Avda. 5, antigua Calle Venezuela, un nuevo Teatro diseñado y construido por el ingeniero belga, León Jérome Hoet, sede que en la actualidad podemos disfrutar.
El Teatro estuvo cerrado por espacio de 12 años, tiempo en el cual la Universidad del Zulia inició una gran etapa de esfuerzo y trabajo sostenido para lograr su reapertura en julio de 1998. Bajo la tutela del alma máter, comenzaba una nueva etapa para el Teatro Baralt en la figura de la Fundación Teatro Baralt.

Su magia y vistosidad contempla obras de arte con profundo valor artístico e histórico, el plafond y/o techo de 540 metros cuadrados con auténtico estilo art decó, realizado por el artista plástico Antonio Angulo, calificado como el primer artista abstracto del país, quien además pintó el retrato del escritor Rafael María Baralt, colocado sobre la boca de escenario.  Ubicada en este plafond se encuentra la lámpara o rosetón construida en bronce y cristal por los hermanos Soto. Hay que destacar también el Telón de Boca donado por el gobierno de Barcelona, que fue pintado por el artista plástico César Bulbena en pintura al óleo recreando los balcones españoles; y el hojillado o revestimiento dorado de algunas partes de la construcción con oro de 24 kilates. Este trabajo estuvo inicialmente a cargo de los peruanos José y Jaime Cruz; en la taquilla original se puede observar con mayor exactitud el trabajo de restauración.

Asimismo, como nuevas obras destacan el piso de la Sala Baja “Sergio Antillano”, realizado por el artista plástico Francisco “Paco” Hung donde se conserva también las bases originales del primer Teatro, incorporadas a esta nueva arquitectura; y los vitrales “El Día y la Noche” ubicados en el edificio administrativo diseñados por el artista Francisco Bellorín y ejecutados por Mary de Bellorín. 

 

Fachada

fachada disenyarquit

 Edificación enmarcada dentro del eclecticismo clásico y barroco, del Art Nouveau y Art Decó, puede ser calificada como una de las más significativas manifestaciones de la arquitectura venezolana. Es un edificio formado por dos volúmenes. El primer volumen mide 44 mts. de largo por 21 mts. de ancho y tiene una altura de 16 mts. En el interior la altura es variable aproximadamente 14 metros cerca de la escena y 12 en la parte contigua al vestíbulo.

Es un paralelepípedo de aparente simetría respecto a su eje longitudinal. Los motivos decorativos en su mayoría son derivados del repertorio clásico. La fachada principal es simétrica rematada en la parte superior por una balaustrada interrumpida por pequeñas columnas decorada con un instrumento musical (lira) revestida de oro, resaltando un gran arco almohadillado sostenido por columnas las cuales albergan los accesos secundarios que están actualmente sellados y enmarcan los tres altos ventanales verticales de vidrio de dos hojas los cuales terminan en arcos de intradós cóncavo, bordeados de molduras lisas, el central de mayor dimensión que los laterales, en la parte superior del ventanal se observa la mitad de una estrella de 12 puntas triangulada, revestida con oro.

Cada uno de los tres ventanales están divididos transversalmente por molduras horizontales lisas y balaustradas, las del primer nivel son ligeramente curvas y las del segundo rectas. El arco frontal, una especie de aureola que con su motivo externo terminado en espirales, se repite en las fachadas laterales.

El acceso está antecedido por una marquesina de hierro y vidrios traslúcidos, reticulada, soportada por una estructura de hierro que actúa como una cartela, de líneas ondulantes, que se apoya en cuatro columnas de líneas Art Decó, de base rectangular, resaltado el inicio con detalles decorativos en forma de óvolos revestidos con oro de 24 quilates.

El acceso cuenta con tres puertas - ventanas de vidrios, de dos hojas cada una. En la parte superior del paño central está inscrita la insignia del Teatro Baralt.

La fachada lateral es disimétrica, posee una proporción en la que el largo corresponde aproximadamente 2 veces y 1/3 de la altura. Presenta un ritmo alterno pilastras-vanos, que divide al conjunto en tres cuerpos, variando su forma y dimensión de acuerdo a su ubicación.

En la parte alta de la fachada los vanos reproducen el tratamiento del arco frontal, en la zona media de la fachada, vanos rectangulares y en los intercolumnios, a nivel de planta baja hay una serie de ventanas con alturas decrecientes desde la parte anterior del Teatro a la parte posterior, con romanillas dispuestas tanto de forma vertical como horizontal.

El segundo volumen con fachada neo barroca, de menor dimensión que el volumen anterior. Tiene dos niveles la fachada principal contiene el mismo estilo de las columnas del edificio del Teatro, posee una baranda de concreto en la planta baja y 3 vanos de acceso, actualmente sellados ; la planta superior contiene una baranda balaustrada y 3 vanos que rematan en arco de medio punto, como remate superior del edificio presenta un elemento mixtilíneo.

Piso original

exteriores9ch

El piso de la entrada es de mosaico de tonalidades tierra, que responde a un diseño geométrico de lacerías y motivos Art Decó con un entrelazado en tonos verde, ocre, vino y blanco, semejante a los utilizados en las casas de habitación de la época.
 

Hall de Entrada o Foyer

TBLobbych

 El hall (espacio de distribución) que contiene la recepción y en cada extremo está colocada una escalera de un tramo a través de la cual se accede a la sala de espectáculos o platea con capacidad para 688 butacas distribuidas en tres tramos, divididas por dos pasillos longitudinales, al escenario y al foso de la orquesta y en el centro del hall, una tercera escalera también de un tramo que distribuye hacia un nivel más bajo donde está el foyer o sala de descanso denominada Sala Baja, (originalmente este espacio no existía).

En el Hall el techo está decorado con abundantes líneas curvas y círculos de gran colorido divididos con cuadrilla de listones de madera que fijan los paneles al techo, a semejanza de un gran vitral, obra de Antonio Angulo.

Las escaleras de los extremos del hall son curvas con barandas de balaustradas torneadas revestidas con oro y decoradas con diseños de Art Nouveau.

Sala Baja Sergio Antillano

salabaja40


La conformación arquitectónica y la gracia artística del Teatro de 1883 permanecen y vibran aún en el Baralt contemporáneo. Pueden apreciarse con tan sólo pasar a lo que es hoy la Sala Baja o Sala Sergio Antillano, espacio que se encuentra situado posterior al hall de entrada y que lleva el nombre del reconocido periodista y crítico de arte Sergio Antillano, allí se encuentran las bases del Baralt antiguo, allí hay presencia de cimientos y de muros, su forma o su distribución espacial no fue alterada, continúa como una herradura, diseño de Manuel Obando que en la actualidad está enmarcada por un piso que es creación del fallecido y destacado artista plástico contemporáneo, Francisco “Paco” Hung, inspirado en el mosaico de entrada. Se conserva también en este espacio, la taquilla original del Teatro, restaurada en hojillado de oro.

En este espacio de carácter antropológico si se quiere, se ha realizado un trabajo de acondicionamiento técnico en iluminación y aclimatación que le permiten hoy constituirse en una sala expositiva de gran valor estético.

Está especialmente diseñada para la realización de ruedas de prensa, conferencias, charlas, talleres, foros y cócteles; con una capacidad de 100 personas de pie y 60 personas sentadas.

 

Bases antiguas del teatro de 1883

bases teatro antiguo 500 


 

Inicialmente se hicieron estudios de suelo y se determinó que el nivel freático (aguas acumuladas en el subsuelo) estaba a 2,60 metros, lo cual es comprensible por la cercanía del lago.

Ello condujo a plantear un aislamiento de esa falda acuática para evitar que se siguieran deteriorando las columnas y sus pinturas, lo que fue posible mediante un sistema de subdrenaje colocado después de realizar las excavaciones debajo de la capa freática, y que está constituido por unos canales recubiertos con tela y granzón que recogen todas las aguas profundas y las canalizan hasta una tanquilla, desde donde salen al exterior.

Pero al inicio de las excavaciones nadie se imaginaba lo que estaba por aparecer. Con el transcurrir de las horas de trabajo en ese gran laboratorio donde cada uno tenía una tarea asignada, comenzó a aparecer una estructura muraria que correspondía a algo que no se sabía a ciencia cierta qué era. Por otra parte, mientras profundizaban aparecían vidrios y piezas de cerámicas holandesas, chinas, españolas e, incluso, piezas precolombinas”

Avanzada la excavación, llegaron a una certeza: lo que se revelaba correspondía a los muros del viejo Teatro Guzmancista de 1883. Significaba entonces que esas paredes fueron enterradas y sobre ellas se levantó el nuevo teatro de Vicencio Pérez Soto.

Ante la magnitud del hallazgo, en ese momento, año de 1989, el grupo debió hacer un alto para reunirse con el Conac, Ministerio de desarrollo Urbano y con la Universidad del Zulia. La decisión de todos fue rescatar lo encontrado. Dadas las circunstancias, se tomó la determinación de incorporar a antropólogos y especialistas en cerámica para que hicieran un estudio.

Los expertos concluyeron que allí había un basurero arqueológico. Sin embargo, otros opinaron que quizás león Jerome Hoet utilizó un sistema similar al que usaron los aztecas en Ciudad de México para controlar el nivel freático, que consiste en enterrar muchas piezas de cerámica para evitar que el agua suba por capilaridad.

La aparición de los muros impuso replantear el proyecto de restauración inicial. Con esas viejas paredes idearon construir un sótano o un foyer, pues se consideró que el hall de entrada era muy pequeño para este teatro que tiene una capacidad de 700 butacas”.

(Tomado del Catálogo “Teatro Baralt, reapertura 1998” auspiciado por la Gobernación del Estado Zulia y el Centro Rafael Urdaneta).

 

Piso Sala Baja diseñado por Paco Hung

piso paco hung 500

En la Sala Baja en el piso se puede admirar un diseño pictórico del artista Francisco "Paco" Hung, de diseño geométrico de colores que aluden a la combinación del Zulia y Venezuela.

 

Boletería o Taquilla antigua priginal del Teatro de 1883

SalaBaja7ch

Al fondo y ubicada al centro de la Sala Baja "Sergio Antillano" del Teatro Baralt, está la primera boletería del Teatro, construida en hierro forjado, con detalles en madera y topes de mármol, pintada en azul con detalles de hojillado en oro.

Mobiliario para expender boletos o entradas. La pieza conformada a manera de panel fijo, tiene 5 cuerpos o planos; el cuerpo central de mayor longitud presenta dos ventanillas (o taquillas) a cada lado, estas con tope de mármol negro. Los planos laterales inmediatos al central están a 45º aproximadamente y presentan detalles en herrería.

Perpendicular al plano central e inmediato a los laterales, se ubican las puertas o accesos al interior de la boletería, una a cada lado. La base de este mueble es resuelta en madera, en forma de brocal. El color aplicado es el azul con detalles de herrería en dorado.

 

Sala Alta (Gran Sala)

salaalta42


Posee un estilo arquitectónico neoclásico estructurado por el ingeniero belga León Jérome Hoet, que incluye una platea inclinada, dos niveles de balcones y un tercer nivel donde está situada la cabina técnica.

La platea inclinada tiene un aforo de 683 butacas en su totalidad, repartidas de la siguiente manera: 576 butacas dispuestas en la Platea, 62 butacas ubicadas en el Primer Palco y 62 butacas situadas en el Segundo Palco.

En esta área destaca la decoración interior a cargo del pintor Antonio Angulo, quien le dio vida al cielo raso o plafond de 540 metros cuadrados en un colorido estilo Art Decó.

 

Plafond

planfond 500


En la Sala Alta del Teatro Baralt destaca el aspecto de la decoración interior, a cargo del pintor zuliano Antonio Angulo. El plafond de Angulo posee una dimensión de 540 metros cuadrados que está sujeto al techo gracias a una estructura de madera. Se considera una obra de vanguardia para la fecha de su elaboración: 1930. El periodista y reconocido crítico de arte Sergio Antillano calificó a Angulo como “el primer artista abstracto del país”, en sus propias palabras “un claro testimonio de arte abstracto adscrito a la tendencia, muy en boga para entonces, del llamado Art-Decó”.

Hoy, el plafond se aprecia completamente restaurado y mejorado técnicamente para otorgarle una mayor funcionalidad: con la adhesión de una especie de anime –propilene- en su parte superior que le otorga mayor volumen y le permite reflejar mejor el sonido.

Antonio Angulo aportó al Teatro Baralt la obra pictórica constituida por el plafond y los frescos, además del diseño de la lámpara central o rosetón –construida por los hermanos Soto con bronce y cristal-, el retrato del escritor Rafael María Baralt, colocado sobre la boca de escenario y realizado con óleo sobre tela, y pintó las tapas de las puertas Santa María.

 

Lámpara central o Rosetón

roseton 500

La lámpara del Teatro Baralt está ubicada en la Sala Alta o Gran Sala del Teatro justo en el medio del plafón, sobre la sala de espectadores. Diseñada por Antonio Angulo, pintor zuliano y construida por los Hermanos Soto, artesanos locales.

Es una obra en estilo Art-Decó. Su diseño tiene forma de flor geométrica o rosetón de 12 pétalos. La estructura es de bronce y está cubierta de vidrios esmerilados coloreados.

Se inscribe en un área de 6 mts. de diámetro y mide unos 80 cms. de alto, de los que corresponden 30 cms. al centro circular y 50 cms. a la sección correspondiente al grupo de pétalos. El centro circular es un cilindro achatado de 3 mts. de diámetro dividido en tres círculos concéntricos, de los cuales los dos exteriores están seccionados en 12 partes.

También ha sido restaurada, volviendo a tener la luz incandescente original.


 

Columnas estilo Art Decó

columnas 500

 En el interior del Teatro se observa en las fachadas laterales internas, pilastras alternadas con vanos cerrados con vidrios traslúcidos de líneas curvas en el segmento superior y rectilíneas en las restantes.

Las pilastras están pintadas en el techo superior con un diseño simétrico y hasta con motivos naturalistas de la flor de papiro. Las paredes laterales están rematadas con una ondulada.

En el proceso de restauración de los frescos de las columnas se detectó el ascenso por capilaridad del agua subterránea, la misma fue analizada y se determinó que era ácida y que tenía alto contenido de sales, lo que hizo que el agua reaccionara con la cal y provocara el desprendimiento de la capa pictórica de los frescos.

Palco

palco 500

 Los dos niveles de palcos están bordeados por una balaustrada cada uno, el primer nivel presenta un balcón semicircular al centro.Además se realizó el hojillado o revestimiento dorado de algunas partes de la construcción con oro de 24 quilates a cargos de los señores Cruz.

Hojillado en Oro

balaustre 500 

 En el Teatro Baralt todo lo que brilla si es oro, ya que se hizo un trabajo de hojillado o revestimiento dorado de algunas partes de la construcción con oro de 24 kilates.

Este trabajo estuvo inicialmente a cargo del peruano José Cruz y de su hijo Jaime Cruz, que incluye frisos y está presente en las letras del nombre de este espacio patrimonial y en los elementos que sobresalen como la Taquilla original, columnas y las arcadas.

Escenario

proscenio 500


La Sala Alta del Teatro Baralt cuenta con un escenario alto, con poca anchura de boca y mediana profundidad, espacio que ha sido diseñado para la muestra de todas las manifestaciones de al arte, atendiendo especialmente cuatro áreas fundamentales: Teatro, Música, Danza y Cine.

Sus dimensiones son las siguientes:
Profundidad: 11, 47 metros
Ancho: 12,10 metros
Embocadura: 9, 57 metros
Altura de Boca: 6 metros

 

Telón de Boca

Telón de Boca Beto Frangiéh

Reverso Telón de Boca
Artista: César Bulbena
Donado por el Gobierno de Barcelona, España el 15 de diciembre de 1932
Pintura al óleo que representan los balcones españoles
Fue restaurado por Mercedes Hurtado, especialista en Restauración en óleo sobre tela y papel.

Vitrales “El Día y la Noche”

vitral 500

La idea central en el diseño de los vitrales fue la secuencia cromática que se origina entre “El Día y la Noche” (Título de la obra), lo poético fue la motivación, por tal razón se comenzó con tonos amarillos, blancos y verdes claros, siguiendo con naranjas y rojos que sugieren la inclemencia del sol del mediodía, para finalizar con violetas, azules y rojos que coinciden con el crepúsculo y la noche.

Los arcos de la fachada donde fueron instalados estos seis vitrales tienen la forma y las dimensiones de 1.42 x 0.69. En base a estas proporciones se construyeron seis vitrales, cuyo diseño fue elaborado por el artista plástico Francisco Bellorín, diseños originales que fueron realizados a escala 1:100 por la artista Mary Bellorín,  para luego  proyectarse a escala real.

Los vitrales se realizaron en la técnica antigua consistente en el empleo de vidrios de colores del tipo Catedral y Wismach, importados de los Estados Unidos y se ensamblaron mediante el uso de nervaduras de plomo.

 

Máscara de Hoet

mascara-hoet

El Teatro Baralt guarda un secreto, una pequeña obra de arte popular, a la que el público nunca tuvo acceso. El Teatro Baralt se comenzó a construir en 1877 y fue inaugurado en 1883. Casi 50 años después se iniciaron en el sitio, importantes obras de reconstrucción.

Entre 1986 y 1998 durante unos trabajos de restauración, los obreros que remodelaban parte de la estructura del Teatro, se sorprendieron al encontrar un detalle imprevisto: el imponente edificio que se mantiene como uno de los más destacados del estado Zulia, conserva en uno de sus muros, el recuerdo de la picardía protagonizada por un grupo de obreros que participó de su construcción.

Ubicada específicamente en el frontispicio del Teatro, justo detrás del arco donde figura el nombre del Teatro Baralt en su fachada, los obreros de la restauración descubrieron que había un relieve, una figura, una cara. Así, le participaron a los arquitectos y a todo el personal administrativo que laboraba en el Teatro para aquel tiempo, y ellos consultando libros, vieron que coincidía con el parentesco del ingeniero Hoet.

Era una imagen que supuestamente los obreros habían hecho como una rebeldía contra el fuerte régimen de trabajo que imponía León Jerónimo Hoet. Hoet por supuesto se entera de que los obreros le habían hecho este pequeño desaire o esta pequeña rebeldía y él curiosamente en lugar de mandarla a quitar, lo que hace es conservarla y la deja como un testimonio de lo que fue la presencia y el recuerdo que tenían los obreros de él para con esta construcción.

 

 

 

class="gkFeaturedItemTitle" El Teatro Baralt: Vanguardia Cultural del Zulia

tb foto

 

El Teatro Baralt: Vanguardia Cultural del Zulia


La historia cultural del Zulia no puede contarse sin mencionar la presencia significativa del Teatro Baralt. Desde su inauguración el 24 de julio de 1883, este espacio, originalmente concebido para la difusión de las artes escénicas regionales, ha marcado pauta en la vanguardia artística de nuestra región. En la actualidad el Teatro Baralt forma parte del proyecto Eje Cultural del Zulia, desarrollado por la Universidad del Zulia (LUZ) con el fin de oxigenar la vida cultural de la región.

Luego de un arduo trabajo de restauración, el hoy remozado Teatro Baralt se encuentra listo para reiniciar su labor vanguardista, bajo la tutela de la Fundación Teatro Baralt, un cuerpo administrativo integrado por representantes de la Universidad del Zulia, el Ejecutivo del estado Zulia, la Alcaldía de Maracaibo, la Asamblea Legislativa del estado Zulia, el Centro Rafael Urdaneta, Fedecámaras y el Consejo Nacional de la Cultura.

En esta renovada dimensión arquitectónica y funcional el histórico Teatro Baralt de Maracaibo, sede de tantos eventos y sueños, ofrece nuevas posibilidades de desarrollo, tanto para las artes escénicas, como para otras diversas manifestaciones artísticas de la región y el país. Con un espíritu noble, invita hoy a recorrer el tránsito fecundo de su historia que se proyecta hacia un futuro de consolidación de la conciencia social y la identidad cultural del zuliano.

 

Los Inicios del Teatro

La primera solicitud de un Teatro para Maracaibo es realizada ante la Corte de España en 1811, por intermedio del diputado a Cortes José Domingo Rus. No obstante, esta gestión resulta infructuosa y no será sino hasta 1840 cuando la ciudad cuente con un espacio para la escenificación teatral, gracias a la iniciativa de Miguel Antonio Baralt, quien improvisa en el solar de su residencia un teatro con techo de enea. La pasión generada por este teatro de enea impulsa la creación de la Sociedad Unión, que de inmediato aboga ante las autoridades por la construcción de un edificio propio para las representaciones teatrales de envergadura.

Es así como el 28 de julio de 1877 el general Rafael Parra decreta la construcción del Teatro Baralt de Maracaibo y apenas tres meses después de presentado el proyecto de construcción, asentado en planos arquitectónicos por el ingeniero cubano Manuel de Obando y aprobado, en consulta pública, por los entusiastas habitantes de la ciudad, se coloca la primera piedra en la misma esquina donde se cruzan la calle Venezuela y la Urdaneta, justo hacia el sector noroeste de la Plaza Bolívar.

- 1840

1

 

Primera Presentación

Su inauguración ocurre seis años después, el 24 de julio de 1883, en un tiempo de regia celebración: se cumplen cien años del natalicio de Simón Bolívar, El Libertador. Para entonces, Maracaibo era una ciudad de 35.000 habitantes y aquel Teatro da cabida a la dramatización y al canto en un espacio de 44 metros de largo, 21 metros de ancho y 10 de alto.

Aquel día inaugural 400 personas –capacidad máxima para entonces- disfrutan de la zarzuela Choza y Palacio, interpretada por un grupo de niñas del colegio de la Inmaculada, mientras a su alrededor reluce una arquitectura de estilo árabe, con cielo raso en madera de cedro y pintado al óleo con un motivo que representa a las nueve musas de la ciencia y creación artística.

2

TEATRO INTERNO antes remodelacion - 1883

Un Teatro pionero en eventos maravillosos

El Teatro Baralt de 1883, con un pórtico formado por cuatro impresionantes columnas toscanas y una terraza protegida con barandas de hierro, permitió a los habitantes de aquella Maracaibo romántica e ilustrada,  disfrutar de la primera proyección de vistas animadas que se conoció en nuestro país. Ocurrió el 11 de julio de 1896 y lo hizo posible el empresario Luis Manuel Méndez, quien trajo a la ciudad el Vitascopio del inventor norteamericano Thomas Edison. El operario de aquella primera máquina cinematográfica fue el joven fotógrafo zuliano Manuel Trujillo Durán, quien luego se encargaría de difundir con pionero entusiasmo la maravilla de aquella creación tecnológica, mediante diversas giras itinerantes. Entre las primeras películas proyectadas en aquella fecha se encuentran The Monroe Doctrine (traducida por la prensa de la época como Alegoría sobre la doctrina de Monroe) y Anabella Serpentine Dance (traducida como La Serpentina) y que causó grata impresión entre los asistentes por la voluptuosa soltura de la bailarina Anabelle Whitford.

El Teatro Baralt fue, entonces, pionero del cine, junto a Méndez y Trujillo Durán, no sólo por haber presentado una exhibición de este nuevo avance tecnológico, sino porque entre las varias proyecciones realizadas a lo largo de esta fiebre cinematográfica se contemplan dos filmes producidos en Maracaibo, aparentemente con un cinematógrafo Lumiére y por el mismo Trujillo Durán, apenas seis meses después de aquellas primeras proyecciones.

Así, el 28 de enero de 1897, se proyectan en el Teatro Baralt las películas tituladas: Muchachas bañándose en el Lago de Maracaibo y Célebre especialista sacando muelas en el Gran Hotel Europa. Es decir, de inmediato el ingenio y la ambición típica del zuliano se activaron a favor de un logro trascendental: la producción cinematográfica criolla. 0008. Teatro Baralt

Vestigios de la primera edificación

La Conformación arquitectónica y la gracia artística del Teatro de 1883 permanecen y vibran aún en el Baralt contemporáneo. Pueden apreciarse con tan sólo pasar a lo que es hoy la Sala Baja, o Sala Sergio Antillano. Hay allí presencia de cimientos y de muros, bases de la estructura del Baralt antiguo. En este ámbito, de restaurada armonía, se integran elementos –figuras arquitectónicas y artísticas- de distintas épocas: su forma o su distribución espacial no fue alterada, continúa como una herradura, tal cual el diseño de Manuel Obando, pero el piso actual es creación del artista plástico contemporáneo Francisco Hung, inspirado en el mosaico de entrada. Se conserva también, en este espacio, la taquilla original del teatro, restaurada con hojillado de oro. En este espacio, de carácter antropológico si se quiere, se ha realizado un trabajo de acondicionamiento técnico en iluminación y aclimatación que le permiten hoy constituirse en una sala expositiva de gran valor artístico.

TBPanoSalaBaja2BTBPanoSalaBaja3C

El Teatro Baralt de 1932

El Teatro Baralt de 1883 cumplió a cabalidad  como espacio para el arte al dar cabida a la ópera, la zarzuela y la interpretación dramatúrgica. Pero los nuevos tiempos, tiempos modernos para el mundo y de rehabilitación nacional para Venezuela, bajo la égida del general Juan Vicente Gómez, exigían distintos ámbitos para la expresión cultural. Reclaman espacio la cinematografía, las grandes compañías de ópera, los espectáculos de la farándula y la expresión teatral profesionalizada y mayormente ambiciosa.

De acuerdo a la razón de los tiempos y con el proyecto de edificar un gran Teatro Municipal, el presidente del Zulia, general Vicencio Pérez Soto, en el año 1928 ordena y ejecuta la demolición del viejo teatro. Cuatro años más tarde se inaugura, en la misma esquina colindante de las calles Venezuela y Urdaneta, el nuevo Teatro Baralt.

Esta vez el responsable de la creación de un espacio armónico, donde estética y funcionalidad pudieran conjugarse, resultó ser el arquitecto de origen belga Leon Jerome Hoet. Y quizás a su forma de trabajar, o más bien, al uso de una técnica ancestral para controlar la acción de las capas de aguas subterráneas sobre las bases de la edificación, fue posible el descubrimiento arqueológico de los cimientos del Teatro Baralt de 1883. Este descubrimiento se produjo en 1989, durante el proceso de restauración del teatro de 1932 y, según algunos expertos participantes en la restauración, Hoet se propuso controlar la acción de las aguas subterráneas mediante el sistema de enterrar piezas de cerámica, tal como lo hacían los antiguos pueblos aztecas. De esta manera, los cimientos de la antigua edificación fueron cubiertos con diversas capas de cerámica y se conservaron bastante libres del efecto corrosivo de las aguas.

193260-07-02-10 TEATRO BARALT Y CASAS COLONIALES

Las Nuevas capacidades y el Nuevo estilo de 1932

El Teatro Baralt de 1932, de estilo arquitectónico neoclásico –a diferencia del antiguo, más bien arábigo- amplió su capacidad a casi mil butacas, incluyendo tres niveles de balcones, una platea inclinada, un sótano y un edificio adyacente para camerinos y baños, y un escenario alto, con poca anchura de boca y mediana profundidad. Destaca en esta nueva etapa el aspecto de decoración interior, a cargo del pintor zuliano Antonio Angulo, a quien el periodista y reconocido crítico de arte Sergio Antillano calificó como “el primer artista abstracto del país”, merced al estilo Art Decó del que hizo gala en el cielo raso o plafond de 540 metros cuadrados que conformó la techada del Teatro. Hoy, el plafond se aprecia completamente restaurado y mejorado técnicamente para otorgarle una mayor funcionalidad: con la adhesión de una especie de anime –propilene- en su parte superior que le otorga mayor volumen y le permite reflejar mejor el sonido.

palco

plafon8

Un Teatro de novedades para el Zulia, Venezuela y Latinoamérica

La inauguración de este nuevo espacio para la manifestación de las artes se realizó en homenaje al general Juan Vicente Gómez el 19 de diciembre de 1932, denominado el Día de la Rehabilitación Nacional. Desde entonces el Teatro Baralt ha concentrado en su escenario un gran número de actividades significativas para la cultura no sólo regional, sino también nacional y continental.

Por sus tablas han pasado célebres personalidades de las artes clásicas y populares del continente, como la pianista venezolana de proyección internacional, Teresa Carreño, el intérprete de la música del arrabal argentino, Carlos Gardel, el popular cómico mejicano Mario Moreno Cantinflas, las revistas musicales Lido de París y Folies Bergere, el Bolshoi de Rusia, agrupaciones musicales de trascendencia latinoamericana, como Inti-Illimani, cantantes de profundo arraigo social como Daniel Viglietti y Mercedes Sosa, los poetas Nicolás Guillén, Aquiles Nazoa, Miguel Otero Silva, el inmejorable artista del mimo, Marcel Marceau, e importantes compañías dramáticas, como la compañía americana de Emma Soler y Teófilo Leal, el Guiñol de Barcelona, o la de Juana Sujo.

30

p18

La Restauración del Teatro Baralt

El Teatro Baralt, que desde 1955 pasa a ser administrado por la Universidad del Zulia, posee una trayectoria signada por luchas y conquistas. La mayor de ellas se inicia a partir de 1973 cuando una comisión evaluadora de la Dirección de Cultura de esa casa de estudios presenta un informe al Consejo Universitario, en donde se confirma el implacable deterioro del edificio. De inmediato, el Consejo autoriza al Departamento de Planificación Física de la Universidad para presentar un anteproyecto de reforma. Esta responsabilidad recae en el arquitecto César Berbesí, cuyo plan contempló el cierre del teatro para iniciar trabajos sustanciales, tales como la colocación de aire acondicionado, estudio acústico, eliminación de los palcos y ampliación de la platea para un aforo de mil personas.

El trabajo de la Universidad se concentró entonces en la investigación histórica e iconogáfica y en un levantamiento planimétrico del edificio con su respectivo análisis estructural. Al mismo tiempo, las gestiones políticas, pacientes pero insistentes, consiguen un objetivo fundamental: en noviembre de 1981 el Teatro Baralt es declarado Monumento Nacional, según Gaceta Oficial No. 32.347.

Para el año 1986, con el auspicio del Ministerio de Desarrollo Urbano (MINDUR), se inician las labores de restauración, bajo la responsabilidad de un equipo pluriprofesional dirigido por el arquitecto Paolo D´Onghia.

Nueve años más tarde, en 1955, MINDUR firma un convenio con el Centro Rafael Urdaneta (CRU), mediante el cual transfiere a éste la coordinación de los trabajos y la administración de los recursos necesarios para el término de la restauración, que reinscribe de esta manera en el Plan de Renovación Urbana que el CRU adelanta en el casco central de Maracaibo.

Por último, el Gobierno Regional otorga al CRU el aporte necesario para culminar la restauración del teatro, y finalmente se produce su reapertura el 18 de julio de 1998, quedando bajo la tutela administrativa de la Fundación Teatro Baralt (FundaBaralt). 

TBaralt011

12

29

El Teatro Baralt a finales del siglo XX

El fundamento del Teatro Baralt fue la construcción de un espacio para las artes escénicas, para la confrontación y el desarrollo de la dramaturgia zuliana. Pero esta razón no lo ha privado de convertirse en un teatro de proyecciones trascendentes sobre el quehacer artístico general del pueblo zuliano, del país entero y del continente mismo. En pocas palabras, en un lugar óptimo para la expansión de todas las manifestaciones del arte.

Y si bien el Baralt surge por el anhelo y para el logro de la expresión escénica y dramatúrgica, dado que el arte escénico es una de las tradiciones culturales más antiguas y de mayor arraigo en el pueblo marabino, como espacio artístico no se torna exclusivo, pues su capacidad espacial, su conformación arquitectónica, su nueva tecnología, posibilitan la presencia de diversas manifestaciones artísticas.

Para responder a esto, al Teatro Baralt de finales del siglo XX se le han agregado mejoras técnicas considerables: hoy ofrece mejor aclimatación con aire acondicionado, elementos absorbentes en la parte posterior para mejora de la acústica, iluminación controlada por computadora, sistema de sonido digital, nueva tramoya, ahora metálica –la anterior era de madera- para soportar mayores pesos, y un foso ampliado.

El proyecto de restauración del Teatro Baralt contó, además, con algunas ediciones, como la de los inmuebles ubicados hacia el lado izquierdo del edificio, negociados entre su propietaria –la Fundación  Belloso-, y la Fundación Teatro Baralt. En la actualidad este espacio es ocupado por el estacionamiento del teatro, que permite ofrecer un servicio mucho más completo a la comunidad y una amplia seguridad en el cuidado y control de los vehículos de quienes asisten a los diversos eventos ofrecidos por el Teatro Baralt.

TBPanoBalcon2A24

La Responsabilidad pedagógica del Teatro Baralt

El Teatro Baralt continúa bajo la tutela de la Universidad del Zulia y administrado por la Fundación Teatro Baralt, quienes han comprendido la responsabilidad pedagógica de este espacio propicio para la difusión del arte y para el rescate de la identidad cultural del Zulia. Es por ello que, desde su reapertura, el 18 de julio de 1998, han puesto en funcionamiento un programa permanente de carácter educativo-cultural denominado Visitas Guiadas Pedagógicas al Teatro Baralt, orientado hacia niños entre ocho y quince años de edad, que asistan a las escuelas del Distrito Maracaibo.

Los objetivos de esta iniciativa responden a la necesidad de incorporar a los programas de educación básica el estudio y comprensión del legado del Teatro Baralt en el quehacer cultural de la región, como una manera de consolidar en el niño y en sus familiares los valores de nuestras tradiciones arquitectónicas, artísticas y culturales en general.

Las funciones del Teatro Baralt, como espacio diseñado para la expansión de todas las manifestaciones del arte, no se limitan a la difusión de los programas de artes escénicas, cinematográficas, literarias y musicales. Su responsabilidad está enraizada en la necesidad de orientación cultural y educativa del pueblo y en la consolidación de la identidad zuliana.4BandadeConciertoSimonbolivar.jpg 1

Desarrollado por Reingsys

Top Desktop version